-

ORACIÓN DEL ANCIANO

| lunes, 26 de noviembre de 2012

 
 
Yo te ofrezco, Señor,
la vejez de mi cuerpo,
mis músculos sin fuerza,
que sé que voy perdiendo;
mi belleza apagada que quedó en el recuerdo,
mis ojos ya sin brillo;
mis torpes movimientos;
mis piernas tan cansadas,
buscando siempre asiento;
mis manos ya gastadas de tanto que sirvieron,
en ayuda y caricias a cuantos acudieron.

Yo te ofrezco, Señor,
la nada de este cuerpo,
que fue ágil y fuerte,
que fue joven y bello,
que pasó por la vida con ruidos y silencios...

Hoy, desde este lugar en el que TÚ me has puesto
y que sabes, Señor, que es mi mundo y mi tiempo,
te ofrezco con amor la vejez de mi cuerpo...

Amén.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Next Prev
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
▲Top▲